martes, 24 de junio de 2008

Las Noches Carmesí
Clerigo de Helm

La noche caldeada, el sabor a tizné en mi garganta, el ardor en mis ojos, las murallas de humo cernidas sobre nosotros y la noche carmesí como sombrío telón de una opera de la muerte… Definitivamente esta experiencia ya la he tenido, el silencio de la muerte, los gritos de dolor de familiares de los caídos y desparecidos, los chillidos de agonía de los heridos, el arrastrar de los pies por los senderos, el crujir de las ruedas de los vagones y el crepitar de la llamas en la lejanía, aun se escuchan los tumultos del saqueo. En mis manos estrujo la hedionda marca del culpable de esta triste puesta en escena, y por la ira de mi señor Helm este símbolo tampoco es la primer ocasión que la miro, pero a diferencia de aquella ahora si puedo efectuar mi retribución. Recuerdo mi primer cielo carmesí, el olor de la sangre aun golpea mis sienes, el dolor de la ira aun esta presente, por las noches tengo pesadillas con esas enormes criaturas masacrando a mis padres, el silbido viperino de las flechas surcando el cielo, fue el primer aviso de lo estaba por venir; la horda ataco como una gigantesca ola de muerte en plena tempestad, la agonía inundo a caudales el cielo nocturno, el fuego se extendió como la brisa de primavera, todo se nubla pero hay algo que no puedo olvidar: la zarpa sangrante, el cielo carmesí sobre mi aldea y la imagen de un Orco atravesando el cuerpo de mi madre. Pero esta ves Helm esta conmigo y si mi fe flaquea a un tengo mi mazo para pelear. Esta noche hemos de retroceder hay q atender a los heridos, procurar descanso a los caídos esperar a los atrasados... y buscar un milagro para los que aun son útiles en vida, por que se avecina una tormenta. Que are escuchen los dioses con mi mazo sobre el líder de la horda.

Frente a nosotros marcha una carreta con el cuerpo de mi compañero un joven arcano de nervios traicioneros pero un coraje inquebrantable, si hubiera golpeado cuando pude a esa manticora el quizá no estaría tendido con un hueco en el pecho, a mi lado camina la única prueba de que los milagros existen, nuestro antiguo líder como regreso al mundo de los vivos es un misterio aun para mi seguidor del que todo lo ve, y en mi espalda la Capitana Sorana con quien recientemente me comprometí…

…mas no la primera.



4 comentarios:

Don Diablo dijo...

man que onda? digame de donde es esta narracion, qde que campaña, que DM, o si es la historia de uno de tus personajes. Esta chida, espero que continue con mas del clerigo de Helm

FAINÛR dijo...

NO TOY SEGURO PERO ES LA HORA DE LOS GOBLINS . . . . .
LA RED HAND, DESDE LA MANO CON PRESUPUESTO DE QUIQUE JOIS. .. .

Cinnamon Doll dijo...

Lenta pero segura, aqui estoy tratando de leer tu post. Tu sabes que no soy muy fan del rol, pero me gustan las historias. Pero aun más, más importante, toma en cuenta que no veo!!! Y estoy batallando mucho para leerte, se me cansan mis ojitos bellos :(
Jojojo todavía no hemos hecho tendedero!!!

Cinnamon Doll dijo...

Aaaaw :S

Los que se te pasaron aqui estan